Tenemos que seguir distribuyendo todas las vacunas de manera equitativa y garantizar que la protección de los bebés contra el VSR | Opinion

By: - October 17, 2021 6:30 am

(Getty Images)

By Melissa Page

La administración de Biden nos ha ayudado a recuperarnos rápidamente al garantizar que nadie pierda la oportunidad de vacunarse en función de sus ingresos o cobertura de seguro. Aprecio a los funcionarios locales, estatales y federales que han trabajado tan duro para asegurarse de que no hayan barreras para la vacunación. Estoy increíblemente agradecida porque como la fundadora de tres preescolares de inmersión en español llamados Mi Casita , tuvimos que cerrar durante el apogeo de la pandemia. Nuestros centros preescolares están ubicados en Filadelfia, Ardmore y Fort Worth, Texas. Nuestras familias, miembros del personal y niños están encantados de estar de vuelta y aprender en persona.

A medida que mantenemos las vacunas contra el COVID-19 de fácil acceso para todos, debemos dar prioridad a la accesibilidad en la lucha contra otro virus peligroso. El virus respiratorio sincitial (VRS) es una enfermedad respiratoria altamente contagiosa entre los bebés que puede causar complicaciones como neumonía y bronquiolitis (inflamación de las vías respiratorias pulmonares pequeñas). Es un error común que el VRS solo es grave en bebés prematuros, pero el 72% de los bebés hospitalizados por VRS estaban previamente sanos sin condiciones preexistentes.

Este virus es impredecible, y envía a 500.000 niños estadounidenses menores de cinco años a la sala de emergencias cada año. Es más prevalente durante la temporada de virus de invierno (típicamente noviembre-marzo), pero los brotes pueden ocurrir sin previo aviso. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recientemente advirtieron que estamos viendo casos de VSR en bebés que generalmente se habrían enfermado durante el  pico del final de la primavera- comienzo de verano si no se hubieran aplicado las restricciones del COVID-19.

El Departamento de Salubridad en Filadelfia recientemente llamó la atención sobre el drástico aumento de los casos de VSR en Filadelfia este verano, afirmando que era “anormal dado que el VSR normalmente circula a niveles muy bajos durante los meses de verano.The Inquiererrecientemente informó que los médicos en Philadelphia Children’s hospital comenzaron a referirse al aumento de verano de RSV como” Navidad en julio.”Estos aumentos se deben a muchos factores, como la relajación de las precauciones contra el COVID-19 y el hecho de que el sistema inmunitario de los niños no sea tan fuerte debido a un año escolar virtual. En Texas, donde se encuentra mi otra escuela, El Departamentp de Salubridad del Estado emitió un aviso de salud en respuesta al drástico aumento en el VSR este verano.

Esto ha llevado a muchos padres en Texas y Pensilvania a preguntarme a mí y a otros proveedores de cuidado infantil qué pueden hacer para proteger a sus hijos del VSR. Hemos escuchado historias aterradoras de hospitalizaciones familiares por VSR en donde las unidades pediátricas estaban sobreabundadas debido al COVID-19, lo que hace que las cosas sean aún más aterradoras para el niño.

Afortunadamente, los científicos están desarrollando nuevos productos que prometen prevenir el VRS en todos los bebés. Para distribuir equitativamente las vacunas contra el VSR, estos nuevos productos deben formar parte del programa de inmunización infantil recomendado por los CDC y estar cubiertos por el Programa federal de Vacunas para Niños (VFC). Mientras que algunos de los productos en desarrollo utilizan una nueva tecnología que proporciona una inmunización pasiva en lugar de activa (como las vacunas existentes), cualquier producto que produzca un alto nivel de protección contra enfermedades graves, al igual que las vacunas existentes, debe tratarse como cualquier otra inmunización. No hay razón para que los productos preventivos contra el VSR no estén en el programa del  CDC y en el programa VFC si la ciencia demuestra que protegen de enfermedades graves y hospitalización al igual que las vacunas tradicionales.

Para proteger a todos los bebés, las vacunas contra el VSR deben ser recomendadas por el CDC y deben incluirse en el programa federal de Vacunas para Niños. VFC cubre a  más de 40 millones de niños que no tienen seguro, tienen seguro insuficiente o son elegibles para Medicaid; más de la mitad de todos los niños en los Estados Unidos reciben sus vacunas infantiles a través del VFC. Según la Kaiser Family Foundation, en Pensilvania, 1 en 3 niños están cubiertos por Medicaid. Sin una posible vacuna contra el VSR incluida en el programa VFC, es posible que sus hijos no tengan acceso a una vacuna que salve vidas.

Aplaudo los pasos de Biden y de la administración estatal para garantizar un despliegue equitativo de la vacuna contra el COVID-19. Sin sus esfuerzos de extensión comunitaria cuidadosamente ejecutados, los casos del COVID-19 habrían seguido disparándose. Tenemos que seguir distribuyendo todas las vacunas de manera equitativa y garantizar que la protección de los bebés contra el VSR no dependa de la capacidad de sus padres para pagar las vacunas de su bolsillo. La administración de Biden, particularmente el Secretario de Salud y Servicios Humanos Xavier Becerra, tiene la oportunidad de ofrecer protección contra el VSR a todos los niños, independientemente de los ingresos de sus padres. Si los expertos médicos descubren que los productos para prevenir el VSR salvan vidas, pertenecen al calendario de vacunación recomendado por los CDC y al programa Vacunas para Niños.

Los niños y las familias de Mi Castia en Texas y Pensilvania ya han experimentado casi dos años de cambios e interrupciones sin precedentes debido al COVID-19. No quiero que suceda algo similar si sigue habiendo un aumento en el VSR.

Melissa Page is the founder of Mi Casita Preschool, which offers a creative, project-based Spanish immersion curriculum with the goal of developing a generation of culturally aware students who become lifelong learners. 

Our stories may be republished online or in print under Creative Commons license CC BY-NC-ND 4.0. We ask that you edit only for style or to shorten, provide proper attribution and link to our web site. Please see our republishing guidelines for use of photos and graphics.