‘Esta historia no se trata de mí, se trata de la adicción y la curación’

By: - October 21, 2021 11:06 am

Pexels photo from Q’Hubo News.

Por Q Hubo News Team

La adicción ha sido una pandemia que ha existido durante siglos. Según el Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo, la tasa de visitas a urgencias relacionadas con el alcohol aumentó un 47% entre 2006 y 2014. El consumo abusivo de alcohol ha sido un problema para muchos estadounidenses y sus familias. Becky, una residente de la comunidad de Lancaster, es una de estas personas que han admitido haber luchado con esto de una manera profunda.

Becky creció en una casa donde su padre había desaparecido debido a que estaba en la cárcel. ¿Su madre? su madre fue abusada en su niñez y nunca se curó de ese trauma. Becky fue la receptora del trauma de su madre. A veces abusó emocional y físicamente de Becky.

“El trauma de la primera infancia está fuertemente asociado con el desarrollo de problemas de salud mental, incluida la dependencia del alcohol, más adelante en la vida. Las personas con traumas en la vida temprana pueden usar alcohol para ayudar a sobrellevar los síntomas relacionados con el trauma ”NIH. El trauma de la vida de Becky no se detuvo después de que se convirtió en adulta. Entró en una relación que resultó ser abusiva. La relación duró 4 años y, aunque pudo escapar, los efectos residuales se quedaron con ella.

Pudo dejar el abuso pero luego sucedió algo trágico. Su mejor amiga, su amiga de toda la vida, murió. La causa de la muerte se debió a que el prometido de su mejor amiga la apuñaló hasta la muerte. Becky estaba devastada y el alcohol se convirtió en su mecanismo de afrontamiento.

Pero esto no le impidió darse cuenta de que necesitaba ayuda. Después de tocar fondo, decidió que su camino significaba que necesitaba buscar ayuda. “De los 21,6 millones de personas de 12 años o más que necesitaron tratamiento por abuso de sustancias el año anterior, el 12,2% (2,6 millones) recibieron tratamiento por abuso de sustancias en un centro especializado el año pasado”. American Addiction Centers. Según Becky, buscar ayuda y realmente querer dejar de beber son componentes necesarios para dejar de beber.

Becky, como muchas otras, tomó su primera cerveza a la edad de 12 años. No fue hasta un año después que comenzó a beber de manera tóxica. Las investigaciones sugieren que el 12 es un año común en el que los jóvenes comienzan a beber o necesitan ayuda para detener este comportamiento.

Se dio cuenta de que tenía que dejar de hacerlo cuando salió de la cárcel después de estar allí durante 45 días. No dejó de beber después de salir. Ella continuó bebiendo. Ella pensó que mientras no bebiera y condujera, ella estaría bien. Una noche en el bar en el que solía trabajar se desmayó por beber. La tragedia no se detuvo ahí. Una clienta a la que había conocido solo una vez la violó esa noche. Becky estaba incrédula. Necesitaba un cambio, necesitaba dejar de beber.

Aconseja a quienes quieren dejar de beber que busquen ayuda profesional. Investigar y educarse en el tema. Su recuperación es un proceso personal. Queríamos respetar la privacidad de Becky al no compartir una foto de ella o su nombre completo. Becky dijo que esta historia no se trata de ella, se trata de adicción y recuperación. Su historia es una de las muchas que muestran la importancia de sanar y buscar ayuda cuando la necesitamos.

Esta historia apareció por primera vez en Q’Hubo News, un socio editorial del Pennsylvania Capital-Star.

Our stories may be republished online or in print under Creative Commons license CC BY-NC-ND 4.0. We ask that you edit only for style or to shorten, provide proper attribution and link to our web site. Please see our republishing guidelines for use of photos and graphics.