Con el destino de la bahía de Chesapeake en juego, Pa. debe intensificar su labor, dicen los defensores

By: - January 8, 2021 11:19 am

Bird and marsh grass along the Chesapeake Bay. (Image via the Virginia Office of Natural Resources).

Los defensores del medio ambiente hicieron una intensa advertencia el martes sobre la salud a largo plazo de la Bahía de Chesapeake, diciendo que Pensilvania necesita cumplir con sus compromisos para ayudar a limpiar la extensa y pintoresca vía fluvial.

“Si Pensilvania no cumple con sus obligaciones … la Bahía de Chesapeake nunca se salvará”, dijo William C. Baker, presidente de la Fundación de la Bahía de Chesapeake durante una conferencia telefónica que revela un informe anual sobre la salud ambiental de la bahía.

El informe sobre el estado de la bahía de la fundación, que mide la salud de la vía fluvial en 13 indicadores, le da a la bahía una calificación general de D-plus, sin cambios desde el último informe, encontrando disminuciones en cuatro de esos indicadores. Y “aunque preocupante, la disminución se debe en gran parte a la gestión ineficaz de la población de la lubina rayada de la Bahía, a diferencia de las preocupaciones de calidad del agua”, concluyó el informe.

 El medidor está corriendo. Los seis estados en la cuenca de la bahía de Chesapeake – Delaware, Maryland, Nueva York, Pensilvania, Virginia y Virginia Occidental, así como el Distrito de Columbia – tienen hasta el 2025 para cumplir con los objetivos de una década de duración, documento de la era de Obama conocido como el Chesapeake Bay Clean Water Blueprint( El Proyecto del Sanamiento de la Bahía de Chesapeake), que tiene como objetivo reducir la contaminación en la bahía,

Eso incluye el río Susquehanna, que se origina en Nueva York y atraviesa el corazón del centro de Pensilvania antes de desembocar en la bahía. Y un Susquehanna saludable es “absolutamente crítico para una bahía saludable,” dijo Baker a los periodistas el martes.

“El río Susquehanna proporciona 50 por ciento al agua dulce que ingresa a la bahía,” observó Baker.

* Jamar Thrasher, portavoz del Departamento de Protección Ambiental de Pensilvania, le dijo a Capital-Star que la agencia cree que “la Mancomunidad (no solo el DEP (por sus siglas en inglés = Departamento de la Protección Ambiental), ya que este esfuerzo es más grande que eso) cumplirá con los objetivos del 2025.”

Los defensores culparon a la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, acusándola de abdicar sus responsabilidades durante la administración de Trump. La Casa Blanca Republicana pasó cuatro años haciendo retroceder las protecciones de agua limpia y aire limpio.

En septiembre, funcionarios en Virginia, Maryland y Washington, D.C. demandaron a la EPA en un tribunal federal acusando a la agencia de violar la Ley de Agua Limpia al no hacer cumplir los límites de reducción de la contaminación de la Bahía de Chesapeake para los estados de río arriba Pensilvania y Nueva York.

La “negativa de la EPA a hacer cumplir la Ley de Agua Limpia pone en riesgo toda la restauración. No retrocederemos hasta que todos los estados de la Bahía sean responsables de sus requisitos de reducción de la contaminación ,” dijo Baker.

Pero eso “no exonerar a la Asamblea General de Pensilvania, que ha sido reacio a proporcionar asistencia a los agricultores que MD y VA han proporcionado a sus agricultores. No estamos culpando a los agricultores. Han demostrado repetidamente su disposición a implementar prácticas si reciben la asistencia que han recibido sus colegas en Maryland y Virginia,” continuó Baker.

Pensilvania necesita gastar $324 millones al año para cumplir con sus obligaciones de limpieza, dijeron los defensores el martes. Ese financiamiento podría provenir únicamente de contribuyentes del estado de Keystone o podría ser una mezcla de dinero estatal y federal.

El Programa federal de la Bahía de Chesapeake obtendrá $2.5 millones adicionales el próximo año, a pesar de una solicitud del presidente Donald Trump de que su presupuesto actual de $85 millones se reduzca a $7.3 millones, informó Virginia Mercury, un sitio hermano de Estrella-Capital, en diciembre.

Otra provisión proporciona $ 3 millones para la red de Chesapeake Bay Gateways and Watertrails administrada por el Servicio de Parques Nacionales que brinda apoyo financiero y técnico para el acceso público a lo largo de la cuenca “para ayudar a conectar a las personas con el patrimonio natural y cultural de la región de Chesapeake”, informó Mercury.

Baker le dijo a los periodistas el martes que es “optimista” que el presidente electo Joe Biden, que tiene raíces tanto en Pensilvania como en Delaware, será un campeón para limpiar la bahía, como lo fue mientras se desempeñaba como vicepresidente y como senador estadounidense de Delaware por décadas antes de eso.

“Existe un amplio consenso científico de que el plan de Chesapeake Clean Water es nuestra mejor, posiblemente la última oportunidad de salvar el medio ambiente,” dijo Baker. “Tenemos la oportunidad de hacer que salvar la Bahía de Chesapeake sea la mayor historia del éxito ambiental que el mundo haya visto. A falta de cinco años, los 18 millones de personas que viven en la cuenca deben exigir su aplicación.”

Our stories may be republished online or in print under Creative Commons license CC BY-NC-ND 4.0. We ask that you edit only for style or to shorten, provide proper attribution and link to our web site.

John L. Micek
John L. Micek

A 3-decade veteran of the news business, John L. Micek is the Pennsylvania Capital-Star's Editor-in-Chief. An award-winning political reporter, Micek’s career has taken him from small town meetings and Chicago City Hall to Congress and the Pennsylvania Capitol. His weekly column on U.S. politics is syndicated to 800 newspapers nationwide by Cagle Syndicate. He also contributes commentary and analysis to broadcast outlets in the U.S., Canada and the U.K. Micek’s first novel, “Ordinary Angels,” was released in 2019 by Sunbury Press.

MORE FROM AUTHOR