‘Ya no somos una minoría’: Cómo las mujeres latinas de Pa. están demostrando su poder político

    (Mamas Con Poder Facebook)

    Cuando Paula Meninato estaba en la escuela secundaria, la madre de una amiga la llevaba a las urnas el día de las elecciones para que su hija y su joven amiga tuvieran la experiencia del lugar de votación y cuando llegara el momento, que ella  también supiera cómo votar y participar en el proceso electoral.

    En estos días, Meninato, de Filadelfia, no solo vota, está ayudando a educar a otras mujeres latinas sobre el voto para que uno de los bloques de votación de más rápido crecimiento del estado pueda hacer oír su voz en una de las elecciones más críticas en décadas.

    “Mis padres siempre enfatizaron la importancia del deber cívico”, le dijo Meninato a Estrella- Capital, una organizadora digital bilingüe para el grupo de defensa MomsRising, en una entrevista reciente. “La mayoría de mi familia viene a hacerme preguntas sobre la votación porque hay muchas cosas que no saben.”

    Con apenas dos semanas para el día de las elecciones, MomsRising, con sede en Bay Area, le está organizando a mujeres LatinX y mujeres de color en siete estados clave, incluyendo a Pensilvania, dijo la vicepresidenta del grupo, Xochitl Oseguera, a Estrella-Capital la semana pasada. Según su sitio web, el grupo cuenta con más de 1 millón de miembros en todo el país y 36/000 en el estado de la piedra angular.

    “Esperamos que en las próximas elecciones, tengamos más Latinas elegidas y líderes en todos los aspectos de nuestras vidas”, dijo Oseguera. “No se nos dará el poder, tenemos que organizar y tomarlo.”

    Nuestras entrevistas separadas con Meninato y Oseguera sobre el trabajo del grupo en todo el país, y aquí en Pensilvania, esta temporada de campaña ha sido ligeramente editada para mayor contenido y claridad.

    Image via Mamas Con Poder Facebook

    P: Cuéntanos sobre Moms Rising, ¿qué es? ¿De qué se trata?

    Oseguera: “Abogamos por políticas que ayuden a las familias trabajadoras y pongan fin a la discriminación contra las mujeres y las madres. Trabajamos a nivel nacional, estatal y local en políticas [que incluyen] licencia médica familiar remunerada, educación en la primera infancia, acceso a atención médica asequible, acceso a justicia materna, también control de armas y justicia de inmigración, entre muchos otros.”

    P: ¿Cómo se ve eso desde una perspectiva digital? ¿Qué tipo de alcance estás haciendo?

    Meninato: “Lo que hago es tratar de involucrar a los votantes LatinX e ir a las urnas a través de los medios digitales. Hemos estado publicando anuncios y varias páginas de redes sociales para que la gente vote … en este momento estamos usando principalmente Facebook e Instagram y confiamos en los anuncios de Facebook y también en los anuncios de radio para llegar a la gente.

    “Queremos asegurarnos de que las personas tengan la información correcta y que esté disponible en español, porque hay muchos votantes de LatinX que no tienen la información correcta, como sobre boletas desnudas. Y hay muchos pasos a seguir para votar en Pensilvania por correo. La gente enviará su boleta y no se dará cuenta de que necesitan la boleta de secreto.

    “Muchos votantes LatinX, no tienen la tradición ir a votar, porque podrían ser los primeros en votar en la familia. Y pequeñas cosas como esa podrían interponerse en el camino de ellos en emitir sus votos con éxito.”

    P: Han habido algunos informes por ahí que la comunidad LatinX siente que lo toman por dado, que los políticos solamente te buscan durante la temporada de campaña cuando necesitan tu voto. ¿Cuál ha sido la respuesta dentro de la comunidad sobre eso y cómo han logrado cambiar eso?

    Oseguera: “Llevo más de 20 años organizando Latinas. Esto, para mí, es un proyecto a largo plazo, una misión a largo plazo, porque muchos partidos y políticos están llegando [solamente] cuando necesitan nuestro voto.”Estamos más comprometidos y somos más conscientes. Y estamos creciendo. Esa es la clave. Nuestro poder político, económico y adquisitivo está creciendo. Y nuestra organización está mejorando. Cada año, tenemos casi 1 millón de LatinX [estadounidenses] que van a votar. Ya no somos una minoría. Somos una mayoría en ascenso.”

    Voters line up at a polling place on Election Day. Source: Wikimedia Commons.

    P: ¿Cómo se ve la promoción de problemas? ¿De qué estás hablando con los votantes?

    Oseguera: “La inmigración no es nuestro único problema …El principal problema en nuestra comunidad es el COVID. La mayoría [de nosotros] hemos conocido a alguien con COVID. Eso está en la cima de nuestras mentes, así como la economía,  el empleo, y la educación.”

    P: La comunidad es variada y vibrante. Apenas es monolítico. Las prioridades de, digamos, los votantes de ascendencia mexicana podrían no ser las de ascendencia cubana. ¿Cómo está hablando con esos distintos grupos? 

    Meninato: “Una de las cosas de tener en cuenta es que estamos apuntando a las mamás puertorriqueñas, porque si vives en Puerto Rico, aunque seas ciudadano, no puedes votar para presidente. Pero usted puede el momento en que se muda a la parte continental de los Estados Unidos. Y son uno de los mayores bloques de votación en los Estados Unidos. Literalmente, el voto puertorriqueño podría hacer pivotar las elecciones en Pensilvania. Hay 400,000 puertorriqueños que son elegibles para votar en Pensilvania … y solo 44,000 votos determinaron la presidencia [en Pensilvania] en el 2016.”

    The U.S. Supreme Court in Washington D.C. (Flickr Commons)

    P: La Corte Suprema de los Estados Unidos dictaminó la semana pasada que está bien que la administración deTrump detenga el censo temprano. Ahora el tribunal está siendo llamado a decidir si los inmigrantes indocumentados pueden ser excluidos del recuento. El primero ya tiene implicaciones de gran alcance. ¿Qué pasa con los dos juntos?

     Oseguera: “es muy preocupante. Creo que va a tener un impacto muy largo. Habrá un par de generaciones que se verán afectadas por esta decisión. Espero que no sea tan malo como pensamos.”

    P: La gente ya está votando en Pensilvania. ¿Tienes idea si los votantes  LatinX están en ese cohorte de votar temprano? ¿Están tan comprometidos?

    Meninato: “Las personas con las que he estado hablando han dicho que ya han votado. Pero están comprometidos políticamente. Así que es un poco temprano para decirlo. Habrá un énfasis en la banca telefónica [para movilizar a la gente]. Debido al COVID, no se ve tanto escrutinio, lo cual es desafortunado, porque la invitación a votar es la mejor manera de llegarle a la gente.

    “Algunas de las personas a las que nos dirigimos son madres solteras con tres hijos, por lo que es realmente importante acudir a las personas y asegurarse de que tengan la información que necesitan. No es solo mamá, sino también los niños. Si no ven su voto todos los años, no irán.”

    (Image via Mamas Con Poder Facebook)

    P: ¿Tiene algún pensamiento de despedida?

    Oseguera: “Pensilvania es uno de nuestros estados más importantes en MomsRising. Tenemos una gran membresía y una membresía muy comprometida … vamos a estar construyendo el poder en Pensilvania. Hemos estado construyendo poder en Pensilvania desde el 2006 y continuaremos asegurándonos de que todos los niveles [de gobierno] realmente escuchen lo que necesitamos en Pensilvania, desde el acceso a un permiso familiar pagado hasta el respeto de la familia inmigrante. Estamos abogando por la eliminación completa del Centro de Detención de Berks. Estamos en Pensilvania a largo plazo, aumentando nuestro poder y nuestras voces en todos los niveles.”

    John L. Micek
    A 3-decade veteran of the news business, John L. Micek is the Pennsylvania Capital-Star's Editor-in-Chief. An award-winning political reporter, Micek’s career has taken him from small town meetings and Chicago City Hall to Congress and the Pennsylvania Capitol. His weekly column on U.S. politics is syndicated to 800 newspapers nationwide by Cagle Syndicate. He also contributes commentary and analysis to broadcast outlets in the U.S., Canada and the U.K. Micek’s first novel, “Ordinary Angels,” was released in 2019 by Sunbury Press