Seguir su propio camino? Fiscales en dos condados de Pensilvania dicen que no van a hacer cumplir las órdenes de quedarse en casa

    Governor Tom Wolf at a March 12 press conference announcing Pennsylvania's new COVID-19 response strategies. Source: Commonwealth Media Services.

    Es posible que los funcionarios locales en al menos dos condados de Pensilvania no cumplan con las órdenes emitidas  por el estado de quedarse en casa empezando la próxima semana, ya que casi la mitad de los condados de Pensilvania podrán reabrir gradualmente los negocios y las oficinas públicas.

    Los fiscales de distrito en el condado de Lebanon, en el centro-sur de Pensilvania, y el condado de Beaver, en el oeste de Pensilvania, han indicado que dejarán de  cumplir las órdenes de quedarse en casa a partir del 15 de mayo.

    A ninguno de los dos condados se le ha permitido ingresar a la “fase amarilla” del sistema de reapertura escalonado de Pensilvania, que permite que las tiendas minoristas, guarderías y otras empresas funcionen siempre que sigan las pautas federales del distanciamiento social.

    En cambio, están programados para permanecer bajo estrictas órdenes de quedarse en casa, lo cual ha estado en marcha en todo el estado durante casi dos meses.

    Pero los funcionarios electos del condado de Lebanon, incluyendo dos comisionados, el fiscal de distrito, el médico forense y el alguacil, le dijeron al gobernador Tom Wolf en una carta el viernes que tienen la intención de levantar las órdenes de quedarse en casa localmente el próximo viernes, con o sin su aprobación.

    “Hemos escuchado las súplicas de nuestros residentes que desean la habilidad de volver a abrir sus negocios de forma segura y de regresar al trabajo de forma segura,” afirma la carta, que también fue firmada por los legisladores estatales Republicanos del condado, el Senador estatal Dave Arnold y los Representantes Russ Diamond, Frank Ryan y Sue Helm.

    El fiscal de distrito del condado de Beaver, David Lozier, también dijo esta semana que no procesará a las empresas que reabran en desafío a la orden de quedarse en casa de Wolf, que actualmente está programada para permanecer en vigor para los condados de “la fase roja” hasta junio 4.

    El condado de Beaver es la única jurisdicción en el oeste de Pensilvania que no está programada para entrar en una fase de reapertura gradual la próxima semana.

    Dos docenas de condados en el centro-norte y el noroeste de Pensilvania comenzaron un proceso de reapertura gradual el viernes y Wolf anunció 13 más que se unirían el viernes 15 de mayo.

    Los 13 condados  que podrán reabrir la próxima semana incluyen la mayor parte del oeste de Pensilvania, con la excepción del condado de Beaver, el sitio de un hogar de ancianos que ha visto uno de los peores brotes del COVID-19 en el estado.

    Wolf dijo en una conferencia de prensa el viernes que los funcionarios locales “se están arriesgando con la vida de los residentes y los ciudadanos” al negarse a procesar las órdenes de quedarse en casa.

    Esta historia se actualizó la noche del viernes para reflejar que dos comisionados del condado firmaron la carta del condado de Lebanon.

    Wolf: 13 SWPA counties will reopen on May 15; 37 of 67 counties now move out of quarantine