Pensilvania tiene 16 casos de coronavirus y quatro hospitalizados, dicen funcionarios estatales

    Community leaders meet at Penn State Milton S. Hershey Medical Center to discuss COVID-19 (Capital-Star photo by Cassie Miller).

    Los funcionarios estatales de salud  han confirmado 16 casos de coronavirus a través de Pensilvania a partir del miércoles por la tarde, incluyendo tres casos que han requerido que los pacientes reciban atención en hospitales.

    El estado está a la espera de los Centros federales para el Control y la Prevención de Enfermedades en Atlanta, Georgia, para confirmar los resultados de la prueba, dijo la secretaria de salud del estado, Dr. Rachel Levine, durante una conferencia de prensa por la tarde el lunes.

    Los casos están concentrados hasta ahora en la parte oriental del estado. Nueve pacientes residen en los suburbios del condado de Montgomery; los otros viven en los condados de Monroe, Delaware, Bucks, Filadelfia y Wayne.

    Funcionarios estatales anunciaron el lunes por la mañana que un paciente del condado de Montgomery estaba en estado crítico en el Hospital de la Universidad de Pensilvania.

    Citando las preocupaciones de confidencialidad del paciente, dijo Levine que el estado no revelaría los lugares de tratamiento de los otros pacientes hospitalizados, que provienen de los condados de Montgomery y Monroe.

    Los otros siete pacientes que dieron positivo para el virus están en auto -cuarentena en casa, dijo Levine.

     Los funcionarios estatales no recomiendan a los miembros del público que cancelen las reuniones, pero Levine instó a los residentes de Pensilvania el lunes a lavarse las manos, desinfectar las superficies y quedarse en casa si experimentan algún síntoma del virus, que incluye fiebre, tos y dificultad para respirar, según el CDC por sus siglas en inglés = Centro para el Control de Enfermedades.

    “Esperamos que se confirmen más casos en los próximos días y semanas y queremos que todos tomen medidas para prevenir la propagación de este virus,” dijo Levine.

    El Secretario de Educación del Estado, Pedro Rivera, dijo que su agencia está en comunicación diaria con escuelas y unidades intermedias en todo el estado para ayudarlos a coordinar los planes de respuesta a emergencias.

     Cinco escuelas en el condado de Bucks cerraron el viernes después de que los funcionarios del distrito se enteraron de que alguien de otro estado que dio positivo por el virus había estado en una reunión del condado de Bucks dos semanas antes, informó ABC-6 en Filadelfia.

    Los cinco edificios en el distrito escolar de Central Bucks reabrieron el lunes después de ser limpiados durante el fin de semana, según un comunicado del distrito.

    Los administradores escolares estuvieron entre los que pidieron orientación más clara sobre los protocolos del coronavirus en una reunión comunitaria el lunes por la mañana, cuando el representante estadounidense Scott Perry, Distrito R-10, se unió a los médicos del Penn State Milton S. Hershey Medical Center para informar a los líderes comunitarios sobre el virus y la respuesta del gobierno federal.

    Funcionarios de los condados de York, Lebanon, Dauphin y Cumberland asistieron a la reunión en el campus de Penn State Hershey.

    La reunión, que inicialmente estaba cerrada para la prensa, que se abrió a petición de varias entidades de prensa, tuvo problemas para responder a las preguntas de los supervisores municipales interesados y los funcionarios de la junta escolar.

    David Christopher, superintendente del Distrito Escolar de Cumberland Valley en el Condado de Cumberland, le preguntó a Perry si los fondos para desastres estarían disponibles para las escuelas.

     “Creo que esa es la intención,” dijo Perry. “Creo que el plan será  para que fluya a través del estado hacia los distritos individuales.”

     Perry le dijo a las escuelas que documenten todos los gastos adicionales que la prevención del coronavirus les haya costado en el caso de que sea reembolsado por el financiamiento de socorro en caso de desastre.

    Los funcionarios escolares también expresaron su preocupación acerca de si deberían organizar grandes eventos grupales como producciones teatrales y eventos deportivos y cómo los distritos deben determinar cuándo “suspender”  dichos eventos.

    “Esos límites todavía no se han puesto,” dijo Perry.

     Un funcionario de la escuela del condado de Dauphin preguntó qué protocolos deben implementar si un estudiante cumple con los criterios  del virus.

    Cynthia Whitener, médica de la División de Enfermedades Infecciosas de Penn State Hershey, aconsejó que los niños se queden en casa si están enfermos y vean a su médico, si se sospecha que tienen coronavirus. Ella aconsejó que los pacientes que sospechan que tienen el virus llamen con anticipación para que las prácticas médicas puedan tomar las precauciones necesarias para proteger a otros pacientes.

    En un seguimiento, el funcionario de la escuela preguntó si el Departamento de Salud del estado debe ser informado sobre los casos en las escuelas. Nadie fue capaz de responder a su pregunta.

    William Meiser, Director de Operaciones del Distrito Escolar del Área de Middletown, dijo que estaba frustrado por la falta de recursos preventivos como desinfectantes para manos, desinfectantes y máscarillas disponibles debido a la alta demanda.

    Perry le aseguró que los fondos federales por una suma de $8.3 mil millones harían que esos recursos sean más fácilmente disponibles.

    “Creo que esa es una de las razones por las que la respuesta federal es tan sólida,” dijo Perry. “Hay literalmente cosas que no puedes anticipar.”

    “Espero que estemos haciendo todas las cosas correctas,” dijo Meiser. “Creo que lo estamos haciendo.”

    Perry dijo que una asignación federal aprobada el jueves hará que los kits de prueba sean más accesibles y reduzcan el tiempo de respuesta para los resultados.

     El laboratorio del Departamento de Salud del estado en Exton, Pensilvania, actualmente tiene un tiempo de respuesta de 24-48 horas, pero los panelistas se dieron cuenta que los laboratorios comerciales también  se están “usando” a medida que crece la necesidad de pruebas.

    Penn State Hershey actualmente está investigando las operaciones móviles y las opciones de pruebas en el local para reducir aún más el tiempo de respuesta en la región de la Capital.

    Para evitar una escasez de kits de prueba, recomendó Whitener, que en este momento, solo las personas con síntomas sean probadas.

     La doctora Catherine Paules, experta en influenza con la División de Enfermedades Infecciosas de Penn State Hershey, dijo que aunque las vacunas contra la gripe no evitarán que las personas contraigan el coronavirus, puede prevenir la coinfección, que se ha documentado que ocurre.

    “Esto no es un virus trivial,” dijo Paules. Los panelistas recomendaron que los líderes comunitarios dirigieran a los ciudadanos con preguntas sobre el coronavirus al sitio web del Centro para el Control de Enfermedades.

    Cassie Miller
    A native Pennsylvanian, Cassie Miller worked for various publications across the Midstate before joining the team at the Pennsylvania Capital-Star. In her previous roles, she has covered everything from local sports to the financial services industry. Miller has an extensive background in magazine writing, editing and design. She is a graduate of Penn State University where she served as the campus newspaper’s photo editor. She is currently pursuing her master’s degree in professional journalism at the University of Nebraska-Lincoln. In addition to her role at the Capital-Star, Miller enjoys working on her independent zines, Dead Air and Infrared.
    Elizabeth Hardison
    Elizabeth Hardison covers the state Senate, as well as education and criminal justice issues, for the Capital-Star. You can reach her at [email protected], on Twitter @ElizHardison, or by phone at 607-437-3548.