Pa. alivia los límites de las grandes concentraciones a medida que se cumple un año de la pandemia

    Gov. Tom Wolf wears a mask during a briefing at the Pennsylvania Emergency Management headquarters in Harrisburg. Source: Commonwealth Media Services.

    Pensilvania alivió las restricciones que limitaban el tamaño de las reuniones grandes el lunes, una señal de optimismo cauteloso, ya que el estado ve una disminución en el número de nuevos casos de COVID-19 y un creciente suministro de vacunas.

    Bajo una orden de salud pública revisada y firmada por el gobernador Tom Wolf, se permitirá que los lugares de eventos interiores admitan multitudes que llenen hasta el 15 por ciento de su ocupación máxima, mientras que los lugares al aire libre se limitarán al 20 por ciento de la capacidad.

    Los organizadores de eventos deben imponer el uso de macarillas y el distanciamiento social.

    Desde noviembre, las reuniones en Pensilvania se habían limitado a 500 personas en espacios interiores y 2.500 personas al aire libre, independientemente del tamaño del lugar del evento.

    El lunes, Wolf también eliminó una restricción que obligaba a los viajeros que ingresaban a Pensilvania desde otros estados a ponerse en cuarentena durante 14 días, a menos que dieran negativo para el COVID-19

    Ese requisito también se aplica desde noviembre. Pero la administración  de Wolf nunca resumió planes para hacer cumplir la ley y no proporcionó apoyo – como comidas, alojamiento o salarios por trabajo perdido – a las personas obligadas a ponerse en cuarentena.

    Las reglas relajadas llegan cuando Pensilvania entra en el tercer mes de su lanzamiento de la vacuna. Aproximadamente 2.1 millones de personas en el estado han sido inoculadas contra el COVID-19 desde mediados de diciembre, según muestran los datos del Departamento de salud. Un tercio de ellos – 739.252 – han recibido la segunda dosis necesaria para completar la inmunización de dos dosis.

    En un comunicado de prensa emitido por su oficina el lunes, Wolf dijo que la decisión de revertir algunas partes de su orden de Salud Pública se basó en la tasa de vacunación del estado, su capacidad hospitalaria y su tendencia a la baja de nuevos casos de COVID-19.

    Pero Wolf dijo que los residentes de Pensilvania todavía tienen razones para ejercer cautela.

    Mientras que el número de nuevos casos de COVID-19 y las hospitalizaciones han disminuido desde su número máximo en diciembre, el estado también está recopilando menos datos de pruebas, según muestran las cifras del sitio web de noticias de investigación Spotlight PA. Las hospitalizaciones que están disminuyendo también se mantienen en niveles iguales al primer aumento de casos en Pensilvania en abril  del año pasado.

    También están surgiendo nuevas variantes del virus en todo el mundo y las investigaciones indican que podrían aumentar la transmisión y comprometer la eficacia de las vacunas.

    “Pensilvania está adoptando un enfoque calculado para revisar o levantar las órdenes de mitigación”, dijo Wolf. “La razón por la que estamos viendo disminuir los casos se puede atribuir, en parte, a las personas que siguen los esfuerzos de mitigación que tenemos en marcha. El uso de mascarilla, el distanciamiento social y la higiene de las manos están marcando la diferencia y deben continuar incluso cuando vemos a más y más personas completamente vacunadas.”

    Los funcionarios estatales de salud han expresado su esperanza de que las vacunas se aceleren en marzo a medida que los fabricantes incrementen el suministro de la  dosis de vacunas aprobadas por el gobierno federal. La administración de alimentos y medicamentos autorizó una nueva vacuna durante el fin de semana, desarrollada por Johnson & Johnson, que debería  de comenzar a circular hacia los Estados esta semana.

    A diferencia de las otras dos vacunas en el mercado, la vacuna Johnson & Johnson solo requiere una dosis y no necesita refrigeración hiper-fría. Los funcionarios de salud esperan que esto le  facilite  inyecciones a la administración  y el personal de las clínicas de vacunación masiva.