Los funcionarios del estado dicen que la aplicación de la ley canina en Pa. está en ‘soporte vital’

    Pennsylvania Department of Agriculture Secretary Russell Redding speaks during a press conference, detailing the Bureau of Dog Law Enforcement’s impending funding crisis, the implications for public safety and animal welfare, and how the crisis can be averted, on the capitol steps on Wednesday, August 5, 2020.( Commonwealth Media Services photo)

    Un déficit de financiamiento de dos décadas en desarrollo ha puesto a la Oficina de Aplicación de la Ley Canina de Pensilvania en una posición peligrosa, funcionarios estatales confirmaron el miércoles.

    La oficina que supervisa las licencias de perros, los requisitos de vacunación, las inspecciones de las perreras e investiga a los criadores de perros, no ha visto un aumento en sus tarifas de servicio en 24 años, dijo el secretario estatal de Agricultura, Russell Redding.

    Judy Schwank, D-Berks, y el representante estatal Eddie Pashinski, D-Luzerne, Redding dijo que la oficina está en extrema necesidad de apoyo legislativo y financiero.

    “En pocas palabras, ese financiamiento se ha agotado,” dijo Redding. “Un pequeño aumento de tarifa por el privilegio de tener un perro puede ayudar a proteger a esos mismos perros de daños.”

    Dos proyectos de ley que actualmente están siendo considerados por la Asamblea General podrían ayudar a aumentar el flujo de ingresos para la oficina, SB 663, patrocinado por Schwank, y HB 1504, que es patrocinado por Pashinski.

    Los proyectos de ley proponen una tarifa aumentada para las licencias de perros, que representan el 90 por ciento de los ingresos de la Oficina.

    Actualmente, una licencia para un perro esterilizado o castrado cuesta $ 6.50. La nueva tarifa sería de $ 10.

    Una licencia de por vida para un perro esterilizado o castrado cuesta $ 31.50. La nueva tarifa sería de $ 49.

    Los proyectos de ley también proponen reducir la edad a la que un perro debe tener licencia de tres meses a ocho semanas, la edad en que los cachorros pueden ser transferidos a un nuevo propietario.

    Sin un aumento en los fondos, los partidarios dijeron que se preocupan por lo que sucederá con la población canina del estado.

    “La oficina ofrece servicios importantes que necesitan financiamiento,” dijo Schwank. “Sin intervención, este departamento perderá su capacidad de funcionar. Esto pone cachorros, perros y personas en riesgo.”

    A principios de este año, la financiación de la Mesa fue objeto de un informe especial de la Oficina del Auditor General.

    El informe encontró que si bien el número de licencias para perros vendidos ha aumentado, ese aumento no ha sido suficiente para mantenerse al día con el aumento de los costos de operación.

    “La Asamblea General ha hecho algunos cambios importantes en las leyes de protección animal, pero se ha prestado muy poca atención a asegurarse de que la aplicación de la ley del perro esté financiada adecuadamente para proteger la salud y la seguridad de todos los perros,” dijo DePasquale. “Debemos asegurarnos de que nuestros guardianes de perros tengan los recursos que necesitan para hacer un trabajo efectivo.”

    Según el informe, en un esfuerzo por mantenerse a flote, la oficina ha reducido la contratación de guardias de perros y ha tomado otras medidas de ahorro en los últimos años. Pero el departamento dice que solo se retrasa lo inevitable.

    En septiembre, los funcionarios del Departamento de Agricultura confirmaron que la oficina estará en números rojos y ya no podrá apoyar sus operaciones.

    Cassie Miller
    A native Pennsylvanian, Cassie Miller worked for various publications across the Midstate before joining the team at the Pennsylvania Capital-Star. In her previous roles, she has covered everything from local sports to the financial services industry. Miller has an extensive background in magazine writing, editing and design. She is a graduate of Penn State University where she served as the campus newspaper’s photo editor. She is currently pursuing her master’s degree in professional journalism at the University of Nebraska-Lincoln. In addition to her role at the Capital-Star, Miller enjoys working on her independent zines, Dead Air and Infrared.