Los ambientalistas de tendencia Republicana se reúnen en Harrisburg poniendo la palabra´conservar´en ´conservador.´

    (Image from Flickr Commons)

    Una organización derechista se encuentra en Harrisburg esta semana para tratar de poner una nueva cara conservadora sobre la política de energía verde.

    El Foro Ambiental Conservador de Pensilvania, o PennCEF, se reúne en un hotel del centro de Harrisburg, donde convoca a algunos legisladores estatales, un ex gobernador Republicano Tom Ridge y representantes de la industria, con el objetivo de lograr la base a bordo con los problemas ambientales- especialmente el desarrollo de la energía renovable.

    El director ejecutivo del grupo, Chad Forcey, le dijo a Estrella Capital el lunes que la energía verde ha sido víctima de la “polarización.”

    Los dos principales partidos se han forjado en los asuntos que les interesa, dijo Forcey.  Los Republicanos han reclamado la seguridad nacional, por ejemplo y los Demócratas han reclamado el medio ambiente como propio.

    “Esto hace que un lado deje de escuchar el debate completo,” dijo Forcey.

    Sin embargo, eso no significa que el plan sea de continuar hablando sobre el cambio climático. En cambio, asegurarían un mensaje sobre el empleo, el crecimiento económico y la seguridad nacional.  Forcey dijo que la energía eólica y solar podría ser vista incluso por el votante rural más escéptico, o su legislador.

    “Si queremos más energías renovables necesitamos llegar a estas personas en donde estén. Y el cambio climático no va a hacer eso ahora, ” dijo Forcey. “No lo vamos a cambiar , pero lo que podemos cambiar  es la percepción de la tecnología en sí misma.”

    Forcey agregó que, en un mercado libre, las energías renovables como la eólica, la solar, la biomasa y la geotérmica podrían vencer y vencerían a los combustibles fósiles.

    Según un informe reciente del Pew Research Center, el 67 por ciento de los adultos estadounidenses piensan que el gobierno está haciendo muy poco para combatir el cambio climático, un resultado que se debe en gran medida a una fuerte inclinación entre los Demócratas.

    Nueve de cada diez Demócratas dice que el gobierno debería de hacer más por el calentamiento global, pero solamente menos de cuatro de cada diez Republicanos dicen lo mismo.

    También es una división ideológica dentro del Partido Republicano, en donde el 65 por ciento de los Republicanos moderados o liberales piensan que debería de haber más política climática, en comparación con el 24 por ciento de los Republicanos conservadores.

    La división también tiene una dimensión generacional: más de la mitad de los Republicanos milenarios piensan que el gobierno debería hacer más por el cambio climático.

    De alguna manera, Forcey ve el Green New Deal (El Nuevo Acuerdo Verde) como una bendición para su causa. Forcey dijo que vender “políticas muy específicas y favorables al crecimiento” en torno a la energía eólica y solar es más fácil cuando los progresistas combinan la “política socialista y de identidad” con la política energética, aunque él no la apoye.

    “Creemos que eso le quitaría las ganas y a los votantes y les llamaría la atención a la misma vez. “, dijo Forcey. “Estamos tratando de llegar hacia los que escuchan eso y dicen ‘¿qué demonios están haciendo?'”.

    Una encuesta publicada el mes pasado por la Kaiser Family Foundation encontró que el 69 por ciento de los votantes de Pensilvania apoyó al Green New Deal ( El Nuevo Trato  Verde).

    “Ese es un número interesante,” respondió Forcey, quien citó “diferentes encuestas” con diferentes conclusiones.

    El grupo también tuvo algunos motores políticos para enfatizar el punto.

    En una recepción en Harrisburg el lunes por la noche, el Líder Mayor de la Cámara Bryan Cutler, Republicano de Lancaster, apostó personalmente por la acción ambiental.

    “Como alguien que sufre de asma, pienso mucho en el aire puro,” dijo Cutler.

    Abogó para que se escucharan más “voces independientes”, mientras señalaba la limpieza de la cuenca de la Bahía de Chesapeake como una prioridad verde que hasta él podría respaldar incluso como Republicano rural.

    Según Cutler, debería considerarse una nueva tecnología que podría proporcionar un “dos por uno”, como la recolección de electricidad de las bacterias que consumen las aguas residuales de limpieza.

    Los problemas ambientales y enérgicos a menudo han estado a la cabeza de la agenda este año, incluyendo algunos votos casi empatados y peleas verbales. Pero aún quedan pocos proyectos de ley por llegar al escritorio del gobernador Tom Wolf.

    Algunas batallas de ambientalistas este año han incluido un crédito fiscal avanzado para expandir la producción petroquímica  aterrando a los ambientalistas estatales e hicieron un intento fallido para subsidiar a la industria nuclear.

    Mientras que el distrito rural del condado de Lancaster de Cutler apoya a una planta nuclear, la instalación  de Peach Bottom del condado de York, nunca dio su respaldo a un proyecto de ley para proporcionar asistencia estatal a las plantas nucleares. Se estima que el plan costará 500 millones de dólares cada año para los contribuyentes.

    Los Republicanos en ambas cámaras también han hecho su impulso contínuo para aliviar el régimen regulatorio estatal, una vez más provocando un fuerte cabildeo de los conservadores en ambas cámaras.

    Mientras tanto, los proyectos de ley para ayudar a las soluciones de energía verde han tenido resultados mixtos. La presión por un proyecto de ley para permitir proyectos de energía solar de propiedad conjunta es considerable, pero aún no ha dado sus frutos.

    Los Republicanos de la Cámara de Representantes también torpedearon un proyecto de ley Demócrata para cobrar a los conductores de vehículos eléctricos una tarifa plana por su millaje al aumentar el precio a $100. En el Senado, la cámara alta aprobó un proyecto de ley para aumentar la infraestructura de vehículos eléctricos, pero aún espera la acción de la Cámara.

    Cutler también sorprendió a los ecologistas al nombrar al Representante Daryl Metcalfe, R-Butler, un destacado escéptico del clima, al Comité Asesor sobre el Cambio Climático del estado  la semana pasada.

    (Esta historia fue traducida por Bella Altman. Síguela en Twitter @AltmanBella)