Las cirugías electivas pueden reanudarse bajo la nueva orden del Departamento de Salud

    (Image by Sasint, via Pixabay)

    Al revertir una prohibición que duró casi un mes, los funcionarios de salud de Pensilvania anunciaron el lunes que los hospitales pueden volver a realizar cirugías que no sean de emergencia, siempre que esos procedimientos no pongan en peligro su capacidad para responder a la pandemia del COVID-19.

    Rachel Levine dijo que la nueva política siguió las recomendaciones de las asociaciones nacionales que representan a los hospitales, médicos, enfermeras y se aproxima ahora que el COVID-19 está poniendo menos demandas en la infraestructura de la salud del estado.

    Aproximadamente 2,900 pacientes en Pensilvania fueron hospitalizados debido al COVID-19 desde el mediodía del lunes, pero casi la mitad de las camas de hospital del estado, el 40 por ciento de las camas de su unidad de cuidados intensivos y el 70 por ciento de sus ventiladores no estaban en uso, dijo Levine.

    El Departamento de Salud le ordenó a los hospitales el 1 de abril que detuvieran las cirugías electivas para racionar el equipo médico y la mano de obra para tratar una oleada de pacientes con el COVID-19.

    La política asestó un golpe financiero a los hospitales, y algunas instalaciones continuaron programando cirugías que no son de emergencia de todos modos. Pero Levine dijo el lunes que la prohibición permitió a los hospitales de Pensilvania satisfacer las necesidades de los pacientes con el COVID-19 cuando los casos surgieron en el estado a principios de este mes.

    La orientación que el Departamento de Salud emitió el lunes permite a los hospitales reanudar las cirugías a su propia discreción, siempre y cuando los procedimientos no pongan en peligro “la seguridad de los pacientes y el personal o la capacidad [de la instalación] para responder a la emergencia  del COVID-19.”

    Levine dijo que la agencia también le está instando a los hospitales que le hagan la prueba a los pacientes para detectar el COVID-19 una vez que son admitidos para un procedimiento.

    Los hospitales que desean reanudar las cirugías electivas deben informar los datos al Departamento de Salud, pero no necesitan el permiso de la agencia para comenzar las operaciones.

    La nueva política atrajo elogios de los grupos comerciales de hospitales el lunes, incluyendo la Asociación de Hospitales y Sistemas de Salud de Pensilvania.

    “[Esperamos] continuar trabajando junto con la Administración de Wolf para garantizar que estamos logrando el equilibrio adecuado entre reducir la incidencia del COVID-19 y expandir el acceso de los pacientes de Pensilvania a servicios esenciales de atención médica, incluyendo cirugías y procedimientos no emergentes”, dijo el presidente de la asociación Andy Carter en un comunicado enviado por correo electrónico.

    La administración Wolf también anunció el lunes que algunos espacios al aire libre y negocios recreativos, incluyendo campos de golf, puertos deportivos, terrenos para acampar de propiedad privada y viajes de pesca guiados, podrían reabrir el 1 de mayo. Los parque estatales para acampar permanecerán cerrados hasta el 14 de mayo.