‘Estamos listos para un cambio’: Los educadores de Pensilvania quieren ver el cambio climático incluido en los nuevos estándares de la ciencia en Pensilvania.

    Educators submit comments in a group activity on Tuesday, during a Department of Education stakeholder event for its science standards review. Capital-Star photo by Elizabeth Hardison.

    Cuando más de 100 educadores y administradores escolares se presentaron en los suburbios de Harrisburg el martes para hablar sobre la educación científica en Pensilvania, no pudieron irse sin una tarea.

    Las instrucciones: Vaya a casa, anote lo que han aprendido y llamen a sus legisladores estatales.

    “Se invita a la Asamblea General a participar en este proceso, y si no se presentan, nos aseguraremos de que lo hagamos,” dijo la consultora educativa Beth Ratway a la multitud de educadores, administradores escolares y líderes empresariales, que habían pasado tres horas compartiendo sus esperanzas y preocupaciones sobre la educación científica en Pensilvania.

    La sesión fue una de las 13 que el Departamento de Educación organizará esta primavera para recopilar la opinión pública mientras un comité redacta nuevos estándares de educación científica para la Mancomunidad.

    Tempers warming: Will a debate over climate change stall a long-overdue update of Pa.’s science standards?

     Han pasado más de 20 años desde que Pensilvania analizó por última vez las leyes que guían la educación científica y las pruebas estandarizadas en Pensilvania.

    Muchos de los educadores científicos de Pensilvania dan la bienvenida a la oportunidad de renovar los estándares, diciendo el martes que las pautas que rigen su trabajo están fuera de contacto con la tecnología actual y la investigación en ciencias ambientales.

    Durante una serie de talleres grupales y sesiones de discusión, los educadores, que provenían de las aulas de K-12, así como de colegios y universidades, describieron sus visiones para la educación científica en la Mancomunidad.

    Muchos dijeron que los estudiantes deberían salir de la escuela secundaria listos para asumir trabajos en el campo de STEM (por sus siglas en inglés para el conjunto de estudios en Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matematicas). Otros dijeron que las clases de ciencias deberían de ayudar a los estudiantes a convertirse en consumidores más inteligentes de noticias, alentarlos a reciclar o inspirarlos a ser voluntarios con organizaciones locales de conservación.

    En una aparición sorpresa que culminó el evento, el gobernador Tom Wolf hizo hincapié en las altas apuestas del trabajo por delante, llamando a la educación científica “la base de una fuerza laboral fuerte [que] ayudará al estado a competir en la economía global.”

    Pero muchos educadores estuvieron de acuerdo en que todos sus esfuerzos para dar forma a la educación científica en Pensilvania podrían ser discutibles si la Asamblea General no adopta nuevos estándares, que no serían publicados durante al menos un año.

    “Podemos sentarnos aquí y tener toda las conversaciónes profundas que queremos, pero si [los legisladores] no lo aprueban …” dijo Lynn Aponick, profesora de ciencias de la escuela secundaria en el Distrito Escolar de Eastern Lancaster, terminando su frase con un encogimiento de hombros.

    Aponick y otros educadores le dijeron a Estrella -Capital el martes que quieren que los nuevos estándares científicos reflejen el consenso científico sobre el cambio climático.

    Los estándares actuales del estado no mencionan el tema, lo que significa que algunos estudiantes nunca pueden aprender en la escuela cómo las emisiones del carbono humano están causando temperaturas más altas y el aumento del nivel del mar.

    Muchos maestros saben, sin embargo, que obligar a la educación sobre el cambio climático podría ser una venta difícil para la Asamblea General controlada por los Republicanos de Pensilvania.

    Dicen que la resistencia política es una de las razones por las que Pensilvania nunca adoptó los estándares académicos redactados por el Departamento de Educación en el 2009, que piden que los niños empiecen a aprender en el tercer grado sobre los impactos humanos en el medio ambiente y el consumo de recursos naturales.

    El Departamento de Educación ha publicado esas normas en su sitio web para que las escuelas sigan voluntariamente mientras elaboran planes de estudios de ciencias.

    Pero Gina Mason, quien enseña ciencias ambientales en Palmyra Middle School (la Escuela Intermedia de Palmyra) en el condado de Lebanon, dijo que ya están obsoletos, gracias a los recientes avances en tecnología de energía renovable.

    Mason y otros esperan que la oportunidad de renovar los estándares científicos le ofrezca a Pensilvania otra oportunidad de ofrecer una orientación más estricta sobre lo que las escuelas deberían enseñar sobre el cambio climático.

    Lori Brown, profesora de ciencias del sexto grado en Cedar Crest Middle School (la Escuela Intermedia de Cedar Crest) en el condado de Lebanon, dijo que lo  introduce en las lecciones sobre el cambio climático basadas en eventos actuales. Pero ella piensa que debe enfatizarse durante todo el año escolar, en todos los niveles de grado.

    “Definitivamente debe abordarse, y creo que merece su propio enfoque,” dijo Brown. “Estamos listos para un cambio.”

    Map: Pa. education officials hit the road to hear input on new science standards