El estado presiona para que la semana escolar sea híbrida a medida que aumentan los casos de COVID-19

    (c) dglimages - stock.adobe.com

    A medida que cientos de distritos escolares de Pensilvania elaboran planes para reabrir sus puertas este otoño, el máximo funcionario de educación de Pensilvania ha respaldado un modelo de aprendizaje híbrido que permite a los niños asistir a la escuela en persona solo una parte de la semana.

    El anuncio del jueves por parte del Secretario de Educación Pedro Rivera se produjo un día después de que la administración Wolf tomara medidas enérgicas contra los clubes nocturnos, bares y restaurantes para frenar un aumento en los nuevos casos de COVID-19 en toda la semana.

    En declaraciones a los reporteros durante una conferencia telefónica, Rivera dijo que un modelo de aprendizaje híbrido ofrecería a la mayoría de los distritos un equilibrio entre “las mejores prácticas desde una perspectiva de salud pública y una perspectiva de educación pública.”

    El distrito escolar de Filadelfia se convirtió en el último sistema escolar en Pensilvania en anunciar un modelo de instrucción híbrido cuando dio a conocer su plan de reapertura el miércoles. El plan requiere que los niños asistan a clases en la escuela dos días a la semana y pasen el resto de su tiempo tomando clases en línea.

    How will Pennsylvania schools reopen this fall? Your questions, answered

    La noticia fue recibida con alarma de parte de algunos padres, quienes dijeron que sería imposible  cambiar los horarios de trabajo de acuerdo con los días escolares irregulares.

    Pero más distritos pronto podrían seguir su ejemplo.

    Los funcionarios estatales han dejado en gran medida a los 500 distritos escolares de Pensilvania decidir cómo ofrecer clases este otoño. Hasta la fecha, apenas 100 escuelas le han dicho al estado cómo planean abrir sus puertas, dijo Rivera el jueves.

    Las escuelas están obligadas al cumplimiento por pocos requisitos si quieren ofrecer clases en persona. Deben presentar planes de salud y seguridad al estado y deben hacer cumplir la orden universal de usar la máscarilla del Gobernador Tom Wolf, que hace un llamamiento a los niños y adultos a usar máscarillas en lugares públicos.

    “Entiendo que [el orden de usar la mascarilla] va a ser un desafío, pero es muy, muy importante”, dijo la Secretaria de Salud, la Dra. Rachel Levine, quien se unió a Rivera en la rueda de prensa por llamada el jueves.

    Aparte de eso, los funcionarios estatales le están pidiendo a las escuelas que consideren una lista de pautas, que fueron publicadas por primera vez en junio y actualizadas el jueves, que le piden a las escuelas para servirle a los estudiantes el almuerzo en sus escritorios, limitar el número de niños en los patios de recreo y escalonar los horarios de clase para evitar una multitud en los pasillos.

    Algunas escuelas han anunciado planes para ofrecer clases a tiempo completo en persona este año.

    Pero a medida que los casos de COVID-19 aumentan en los estados del sur y los expertos advierten que los brotes podrían empeorar en el noreste, algunos líderes educativos en Pensilvania dudan de que las clases en persona sean posibles dentro de ocho semanas.

    El presidente del sindicato de maestros más grande del estado le pidió  el jueves al gobernador Tom Wolf que le dirija a las escuelas que redacten planes para una transición completa al aprendizaje remoto.

    “Un número creciente de educadores y padres de Pensilvania está preocupados de que la reapertura de escuelas para las clases en persona plantea riesgos significativos para la salud que en el entorno actual puede ser imposible de prevenir por completo”, dijo Rich Askey, presidente de la Asociación de Educación del Estado de Pensilvania, en una carta a Wolf.

    Los líderes escolares se han enfrentado a una creciente presión en las últimas semanas para decidir cómo le servirán a los estudiantes en el otoño, incluso cuando escuchan mensajes contradictorios de líderes estatales y federales, mientras que los casos de COVID-19 se extienden incontrolablemente en algunas partes del país.

    La administración de Trump dijo el jueves que las escuelas deberían abrir a tiempo completo este otoño.

    Otras naciones han reabierto las escuelas sin ver brotes incontrolables de COVID-19.

    Sin embargo, los brotes en los Estados Unidos actualmente no tienen rival en el mundo desarrollado, según muestran los datos del New York Times. Los educadores dicen que no pueden mantener seguros a los estudiantes y al personal sin una infusión de ayuda federal.