A medida que los suburbios se realinean, los demócratas tienen una victoria- si la pueden mantener

    Lily Mirjahangiri cheers as Democrat Ghazala Hashmi takes the stage as a newly elected Virginia senator at an election party in downtown Richmond, Va., November 5, 2019. (Parker Michels-Boyce/ for the Virginia Mercury)

    Entrando a la noche del martes si usted fuese progresista del Estado pendular, entrando la noche del martes, hubiese sido muy fácil desanimarse sobre el estado de la carrera presidencial. Es cierto que una encuesta nacional nueva le demostró a los demócratas esperanzados para el 2020 le llevaban la delantera al presidente Donald Trump por “márgenes sin precedentes” en comparaciones hipotéticas de cara a cara.

    Pero en los estados que más importa: Arizona, Florida ,Michigan ,Carolina del Norte ,Pensilvania y Wisconsin  todos mostraban la carrera dentro del margen de error eliminando el 3 por ciento  de adelantado que el vicepresidente anterior Joe Biden en una encuesta del New York Times/Universidad Siena en el estado de la piedra angular y la irrelevante representación del Senador de EEUU Bernie Sanders con 1- punto de ventaja en un estado de campo de batalla que Trump ganó por menos de un punto de porcentaje en el 2016.

    Y algo extraordinario pasó el martes en la noche: Los demócratas arrasaron en los suburbios de Filadelfia, ellos volcaron el mapa político en Virginia capturando ambas cámaras de la legislatura del Estado por 1ª vez en una generación y adicionalmente consolidaron su influencia sobre el Dominio Antiguo.

    Las guindas del pastel que surgieron en Kentucky en donde predomina el color rojo y apenas 24 horas después Trump mantuvo una manifestación estridente,el liderazgo Republicano (GOP por sus siglas en inglés ) Matt Bevin quién fue mandado a casa por el Demócrata Andy Beshear.

    En conjunto, el triunfo democrático indica que Trump ha permanecido sumido a mediados de los 40 por la mayoría de tres años en el poder, todavía es vulnerable en los estados claves de batalla y que él no pueda contar con estados como Kentucky el cual él llevó por amplios márgenes en el 2016.

    Ellos también dicen que el camino hacia la Casa Blanca atraviesa por los suburbios.

    Todo esto se ha dicho sabiendo que un año en la política americana es toda una vida y debido a la velocidad embestidora de nuestro diálogo nacional en el período de Trump, mucho puede y probablemente cambiará entre ahora y el día de las elecciones.

    No obstante, los resultados del martes resaltan las debilidades estructurales para Trump mientras que la investigación del juicio político de la cámara se traslada hacia su fase pública y el presidente se desplaza hacia quizá el período más difícil de un mandato que de por sí es un cargo tempestuoso.

    En Kentucky, es razonable pensar que el resultado fue específicamente por causa de Bevin quién era controversial y profundamente impopular entre los votantes de su estado de origen.

    Pero como reportó el Washington Post, el intento de Bevin para nacionalizar su causa por avivar quejas conservadoras sobre el proceso del juicio político no fue suficiente para superar sus problemas ni la manifestación estridente de Trump para el gobernador el lunes -preguntando sobre la fuerza política de Trump mientras que afronta una plétora de desafíos y un camino dificultoso hacia la reelección.

    Trump ganó en Kentucky por casi el 30 por ciento de puntos en el 2016 derrotando a Hillary Clinton 65.2 por ciento a 32. 7 por ciento según según los registros The Associated Press reportando por el New York Times el martes desear ribeteó a Bevin por ni siquiera un punto.

    Pero el próximo año alguien casi impopular como Trump –el líder mayoritario del Senado Mitch McConnell, R-KY también estará en la papeleta. Y él enfrenta desafío creíble en la forma de Amy McGrath ,la favorita que surge como la candidata Demócrata.

    Ella recaudos 10.7 millones en los primeros 3 meses de su campaña, reportó CNN. De aquí a un año después de una campaña brutal y sobre el juicio político (sin embargo eso finalmente ha sido resuelto), los demócratas del estado de Blue Grass podría ser suficientemente motivados para expulsar a McConnell y de mandarle un mensaje fuerte a Trump.

    Y entonces tenemos a Virginia en donde los demócratas han debilitado constantemente los beneficios republicanos y han tenido la oportunidad de volver a escribir la narrativa política del estado a tráves de tanto la reestructuración comopasando la ley anti armas de fuego que los Republicanos obstaculizaron anteriormente este año.

    Virginia es realmente dos Estados:hay suburbios progresistas alrededor de Washington DC ,que son el hogar de 10 miles de empleados federales. Y luego hay la parte rural del oeste de Virginia en donde ocurrieron las escenas desagradables alrededor de Charlottesville en el 2017.

    No obstante, Clinton triunfó en Virginia en el 2016 ganándole a Trump 49.8 por ciento a 44.44 por ciento tomando todos los 13 votos electorales del estado. La ola democrática que hubo el martes sugiere fuertemente que los demócratas pueden basarse en y expandir esos márgenes en el 2020.

    Los resultados en Pennsylvania mandan el mensaje más fuerte.

    En la noche del martes los demócratas conquistaron a los 4 tribunales del condado. Uno de ellos en un condado tradicionalmente republicano desde Delaware se convirtió en azul por 1ª vez desde la guerra civil. Las victorias terminaron un trabajo que empezó en el 2018 en donde gracias al milagro de una reestructuración por orden de la corte,los demócratas capturaron tres de cuatro asientos  parlamentarios en los cuatro condados de los suburbios y empató su margen del Capitolio con los republicanos a nuevo asientos cada uno.

    El antiguo Rep. de Estados Unidos republicano de Pensilvania Ryan Costello, quien decidió jubilarse en vez de correr por un asiento rediseñado que favorecía a los demócratas, le advirtió a sus compañeros republicanos el martes de un ajuste electoral en los suburbios qué debería advertirles, reportó the Post. Ahora su distrito suburbano es ocupado por un demócrata.

    “Los republicanos no se inclinan hacia los asuntos que afectan a los votantes afluentes de los suburbios como la seguridad de armas de fuego y el atmósfera,” le dijo Costello a the Post. “Además Trump no es un beneficio si no una carga. Eso fuerza a los republicanos de pedirle a los votantes que realmente les escuche sobre asuntos como los impuestos, la seguridad en las escuelas hasta si los votantes no gusta.n de Trump y eso no es fácil.”

    Si el desprecio hacia Trump en los suburbios ya está bien establecido. Pero otras cosas tienen que ocurrir para borrar la ventaja que tuvo Trump de 44,000 votos en el 2016.

    Eso significa que los progresistas tradicionales le están superando en Filadelfia pero eso también significa que hubo un resultado fuerte democrático en algunos distritos congresionales que son altamente competitivos como Pensilvania central qué es decididamente morado y en gran parte a los suburbios el 10º distrito que ahora es ocupado por el liderazgo republicano a presentar ante Scott Perry ídem por él liderazgo mismo ídem por el distrito 17 ocupado por el republicano por el representante de Estados Unidos demócrata Connor Lamb.

    Si los dan los demócratas bien lograron recapturar a los votantes de Obama quienes iban por Trump en el noreste y el sureste y el sur o junto con independientes entonces sellarían a todos los 20 votos electorales del Estado y eso deja a Trump quien afronta desafíos en otros asuntos del cinturón de óxido con una lista de opciones que se está encogiendo

    De nuevo, mucho se puede cambiar antes del próximo noviembre, pero por ahora por lo menos los demócratas tienen una victoria si la pueden mantener.

    (Esta historia fue traducida por Bella Altman. Síguela en Twitter @AltmanBella)

    An award-winning political journalist with more than 25 years' experience in the news business, John L. Micek is The Pennsylvania Capital-Star's Editor-in-Chief. Before joining The Capital-Star, Micek spent six years as Opinion Editor at PennLive/The Patriot-News in Harrisburg, Pa., where he helped shape and lead a multiple-award-winning Opinion section for one of Pennsylvania's most-visited news websites. Prior to that, he spent 13 years covering Pennsylvania government and politics for The Morning Call of Allentown, Pa. His career has also included stints covering Congress, Chicago City Hall and more municipal meetings than he could ever count, Micek contributes regular analysis and commentary to a host of broadcast outlets, including CTV-News in Canada and talkRadio in London, U.K., as well as "Face the State" on CBS-21 in Harrisburg, Pa.; "Pennsylvania Newsmakers" on WGAL-8 in Lancaster, Pa., and the Pennsylvania Cable Network. His weekly column on American politics is syndicated nationwide to more than 800 newspapers by Cagle Syndicate.